domingo, 14 de julio de 2013

Friday summer night.

Instagram
¡Hola de nuevo! 

Hoy os traigo una manicura que se me ocurrió tras comprar unos botecitos de purpurina en mi pueblo. Como allí tengo mucho tiempo libre he aprovechado para pintarle las uñas a mi tia, mi madre, amigas, primas... y por supuesto, también a mí. Los gatos (que aparecen al fondo) no se han dejado, dicen que esas cosas tan modernas no están hechas para ellos.

Para este diseño he utilizado el color número 283 de KIKO (fucsia oscuro), el plateado freestyler & tip painter de essence, purpurina y el top coat de gel de KIKO. Me encanta ese top coat y ahora podemos aprovechar que están a 2,50€. Dan un efecto a la uña muy uniforme y la realzan más. He utilizado anteriormente el top coat de efecto gel de essence, y el que compré nunca me llegó a convencer ya que tarda demasiado en secar y no da el mismo efecto, en cambio el de KIKO se seca enseguida. También es más pastoso pero me encanta el resultado.

Para realizar esta manicura utilizaremos una base coat, que últimamente el que utilizo como tal es el baby white de la gama Color Show de Maybelline. Añadiremos un par de capas de color, y cuando se seque con el plateado, que trae un pincel fino, haremos el lazo y las líneas. Tengo que decir que el lacito blanco lo hice con un pincel y el blanco es el de la manicura francesa, pero queda mejor si es todo del mismo color, es decir o blanco o plateado. Para añadir la purpurina debemos tener algo de paciencia ya que va colocada una a una con la ayuda de un pincel. Una vez puestas al gusto le añadimos el top coat y a esperar que sequen.

¡Y esto es todo! Así de simple, ¿qué os parece?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguidores